Brizna de composición

23 de abril de 2018

“Si olvidas el nombre de las cosas, desaparece también lo que sabes de ellas”. Linneo. Olvidar no es lo contrario a recordar, sino a ser, variante compuesta de vivir.

Brizna de Pitol

13 de abril de 2018

“De lo que en verdad se trata, imagino, es de impedir que el lenguaje pase por pura inercia de un libro a otro y se convierta en parodia, adormecido por la energía del impulso adquirido”. Sergio Pitol, El arte de la fuga. Que en la obra de un autor los libros se comuniquen debe significar, precisamente, que nunca son el mismo libro. Las inercias debilitan y enlentecen más que el freno. Repetirse es una mortaja. Una sábana para dormilones.

Brizna de prédica

12 de abril de 2018

“Decir fuego no quema la boca”. Jesús Jiménez Domínguez. Y otra cosa es dar trigo.

Brizna de naranjas

1 de abril de 2018

“No muchas cosas, sino mucho de ellas”. Plinio el Joven, Epístolas. El zumo es más cualidad del que exprime la fruta que de la fruta exprimida.

Brizna de pensamiento poético

25 de marzo de 2018

“Pensar en imágenes antes que en palabras”. Joao de Melo. Visualizables como un sonido.

Brizna de peces

18 de marzo de 2018

“La interconexión total no facilita el encuentro”. Byung-Chul Han. Todas las redes son de arrastre. Incluidas las sociales.

Brizna de Hawking

14 de marzo de 2018

“Las palabras que ha emitido Stephen Hawking, el Einstein de nuestros días, durante una conferencia, me han hecho recordar ciertas ideas del taoísmo esencial. Hawking dijo que al final de su conferencia iba a callar, a no hablar más –ni a hacer pensar más a los oyentes- para no seguir aumentando el desorden cósmico o entropía. Si hasta la palabra va contra la armonía del universo, ¿qué desordenes no provocarán los ruidos de todo tipo, las contaminaciones, las guerras?”. Antonio Colinas, Tratado de armonía. Las balanzas deberían disponer de múltiples platos. A un lado, uno; al otro, el resto. El único patrón de masa útil es la materia inconsútil de lo que no pesa y, además, tiende a elevarse. “Cualquier tipo de desarmonía  (…) desequilibra la armonía universal. Qué bien se comprende la fértil y dura solución taoísta: el silencio”.